DEBERÍA declararse en quiebra?

La quiebra puede ser una buena opción para usted si:

  1. Usted está abrumado con la cantidad de deudas y no importa cuánto este trabajando, su balance principal no parece bajar.
  2. Usted está evitando el acoso telefónico de los acreedores.
  3. No se está cuidando a sí mismo físicamente porque no puede permitirse el lujo de ir al médico.
  4. Usted está constantemente estresado y ansioso debido a su situación financiera.
  5. Sus salarios están siendo embargados o sus propiedades han sido secuestrados para pagar un juicio pendiente en su contra.
  6. Han pasado por el proceso de ejecución de hipoteca (“foreclosure”) y es responsable por la deficiencia de la sentencia.
  7. Usted está haciendo un hábito de sacar los adelantos en efectivo para pagar otros prestamistas.
  8. Usted está llamando a amigos y familiares para pedir dinero prestado para pagar por sus gastos de mantenimiento regulares.
  9. Usted está vendiendo sus propiedades para pagar las facturas o pagando con cheques sin dinero en su cuenta, con la esperanza de que usted puede hacer un depósito antes de que se cobre.
  10. Ha drenado su cuenta de retiro para pagar sus cuentas.

Si usted está experimentando estas situaciones, la quiebra es una consideración válida para usted. La bancarrota le puede dar un nuevo comienzo y la oportunidad de llegar a ser financieramente estable de nuevo. Muchas personas sienten que han sido vencidos o vergüenza por declararse en quiebra. La mayoría de las personas sólo consideran la quiebra como un último recurso. Por desgracia, la mayoría de las personas no consultan con un abogado hasta que su situación es urgente y ya han agotado todos sus ahorros y recursos cuando hubieran estado en una mejor situación financiera mediante la consulta con un abogado.

La gente viene a mi oficina llorando porque han intentado todo lo posible para evitar una quiebra. La verdad del asunto es que casi todo el mundo sabe que se ha enfrentado a dificultades financieras en algún momento en el pasado o que podría pasar en algún momento en el futuro. Muchas personas están en paro o subempleados debido a la economía actual. El costo del tratamiento médico es tan exageradamente alto, incluso con seguro se encuentran con una cantidad significativa de la deuda. Tengo clientes que tenían buenos trabajos pero que han quedado discapacitados y ahora están viviendo con un ingreso muy limitado. Otros estaban casados y podían permitirse sus gastos con su cónyuge. Después de la muerte o el divorcio no pueden pagar los mismos gastos por su cuenta. Ponte en contacto conmigo para una consulta en: 813-463-8000. Yo soy tu abogada de Bancarrota en Tampa.